EL PLOMO, UN TOXICO COTIDIANO

El plomo (Pb) es un metal tóxico que se encuentra en diferentes sitios, es parte de la corteza terrestre y se utiliza en muchas áreas de la industria. El abuso en su utilización lo ha llevado a ser un importante contaminante del ambiente con impacto en la salud de las personas convirtiéndose en un problema de salud pública.

A pesar de que existen programas internacionales que tienen como objetivo disminuir su uso, aún prevalece como un elemento importante de las baterías para vehículos de motor, pinturas, pigmentos y vasijas de barro esmaltado, fuente común de intoxicación en nuestro medio. Existen también muchas fuentes de exposición ocupacionales como la fundición de metales y soldaduras que exponen a las personas a este elemento.

¿Cómo puedo exponerme al Plomo?

El plomo es un elemento que puede permanecer en el suelo, agua e incluso suspendido en el aire, de ahí la importancia de su detección y manejo de manera integral con todo el ambiente. Uno de los sitios más frecuentes donde se puede encontrar el plomo es en las pinturas, el resquebrajamiento de las paredes, particularmente en casas viejas. A pesar de que existen distintos programas para eliminar el plomo de las pinturas, aún en México existen materiales que contienen este metal pesado en sus fórmulas.

Otra fuente importante de intoxicación por plomo en México son los artículos de alfarería con un tratamiento llamado “vidriado” el cual les da la capa brillante a las vasijas. Este método se lleva a cabo con sales de plomo las cuales son vertidas al barro para darle una superficie lisa, las temperaturas a las que es procesado este “vidriado” son menores a las que se alcanzan en hornos y estufas por lo que al ser calentado a estas temperaturas provoca que se libere.

Los Riesgos a la Salud

Los principales riesgos a la salud que conlleva la exposición al plomo pueden describirse mejor por los órganos que afecta. Uno de los principales es el sistema nervioso, la exposición sostenida a este metal puede causa alteraciones neurológicas tales como disminución de la atención, agitación, alteraciones de la conciencia hasta crisis convulsivas.

Las mujeres embarazadas son una población especialmente vulnerable y puede tener consecuencias en los bebés como retraso en el desarrollo neurológico ya que aún después del nacimiento, el plomo puede entrar al cuerpo del bebé a través de la leche materna.

Otro elemento importante en la exposición al plomo es el aparato digestivo, la exposición aguda a este elemento puede provocar dolor abdominal, nauseas, vómito e inclusive alteraciones de cardiovascular ya que la puede desencadenar arritmias y alteraciones en el corazón de manera directa.

Los niños son una población especialmente vulnerable a la intoxicación por plomo ya que las alteraciones neurológicas pueden llevar a agitación, alteraciones en la atención y aprendizaje hasta un franco retraso en el desarrollo psicomotor lo cual impedirá el adecuado desarrollo del niño.

 

¿Cómo puedo saber si mis envases contienen plomo o fui expuesto?

Existen diversos métodos para determinar la cantidad de plomo en los envases y vasijas. La Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) a través de del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (FONART) publica métodos para detección de plomo en los productos de alfarería vidriados, estos incluyen una detección a través de un químico llamado rodizonato de sodio el cual puede detectar de manera certera con una coloración, la presencia de plomo en el vidriado.

Los niveles de plomo pueden ser medidos en sangre en laboratorios toxicológicos específicos y son expresados en microgramos por decilitro (mcg/dl), el nivel máximo permitido según la Norma Oficial Mexicana 199, la CDC de Estados Unidos y la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 5 mcg/dl como límite máximo.

 

¿Qué puedo hacer para prevenir la intoxicación?

La prevención se basa en limitar las fuentes de exposición, particularmente en los niños. Comprar vasijas vidriadas que hayan pasado por el control de calidad de FONART.

Por otro lado, el estar al pendiente del mantenimiento de las casas llevando a cabo de manera profesional el raspado y repintado con pinturas bajas en plomo es una actividad importante para la prevención.

 

¡Acércate a nosotros para saber más de este tema!

DATO CIENTÍFICO

Un estudio del 2017 de la revista de Salud Pública de México encontró    niveles de plomo en sangre de los niños por arriba de lo permitido por las normas internacionales y locales (>5 mcg/dl) en hasta 20% de las muestras lo cual levanta una alerta para esta exposición tan importante.

http://saludpublica.mx/index.php/spm/article/view/8045

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.